Ojos empijamados

Porfin tengo los ojos empijamados. Que tal si organizamos un chat esta semana y hablamos ? Cómo dices esto en Inglés (US)? Confieso que jamás había visto una fotografía en prensa de un presidente de la República en piyama. Como tampoco mis ojos han apreciado a un papa en camisilla, por citar un ejemplo. Debo admitir, igualmente, que me suena mejor decir y escribir piyama que pijama, y empiyamado que empijamado.

Ojos empijamados

Dropr is the easiest online portfolio and creative network. Share your design, illustration, photography, music and other creative work. A Colombian expression that literally says "make a bear" which means doing something really embarrasing in front of many people.

In this case colombians would say: Oh! Sleepy eyes or literally "eyes wearing pajamas". Spanish expression which means you look tired. Presente seño, acabamos de comer por estos lares. Eso sí…os aviso que tengo los ojos empijamados de haber dormido unas 4 horitas de sueño esta noche y un total no superior a 20h en toda la semana. Así que no esperéis grandes giros narrativos.

Ojos empijamados

Y de lo que no tenemos duda es que la cantante sin maquillaje y con los ojos empijamados, luce igualita a la cantante estadounidense Alicia Keys.

Ver más: Maía volvió a creer en el amor tras una relación fracasada y esta vez el afortunado parece un buen prospecto. No hay duda alguna: Esta es la. Ahí los señores empijamados y las damas todavía en camisón llenaban su tacita de agua caliente para el té matinal. Algunas, rubias y preciosas, agregaban a su atractivo natural, el toque sensual de cabelleras desordenadas, de párpados que todavía se abatían sobre los ojos con negligencia dormilona y de escotes. Luego les da la cena sin dejar de canturrear y los acuesta, mientras sigo escribiendo. Con esa actitud de padre perfecto, coge el balón, le da vueltas en el aire, me mira a los ojos, sonríe y, como si fuera el portero de la selección.

La mejor selección de fotos navideñas publicadas por los famosos en sus redes: Luis Fonsi, Chayanne, Adamari López, Jennifer López y mucho más. Hoy coloqué un hilo preguntando cómo se dice "Empijamarse" en inglés. Yo utilicé la palabra pues es de uso corriente en mi región. Exhaustay empijamada saleal encuentro de Leonardo, que ya la espera enlacama viendo lasnoticiasen la televisión. Lastimosamente, la mayoría de padres (ambos) trabajan para solventar las necesidades y el compromiso en tiempo real con sus hijos y escolaridad pasan a un plano de ligereza o rapidez, ya que llegan a sus hogares en horas en donde sus hijos ya tienen los ojos empijamados y lo que menos desean es “estudiar”. Puntas de los dedos corazón tocándose (inhala) vemos la energía gris en el centro del cuerpo. Abrir los brazos duro y rápido (exhala duro y rápido) la energía gris es. Este muchacho ya tiene los ojos empijamados.

Sólo la imagen de doña Hilda caminando empijamada hacia la cocina lo distrajo. Cuando entró a su casa en estado de absoluta contentura, Albeiro ya había vuelto a su puesto del sofá de la sala, disimulando lo que acababa de ver, pero muerto de rabia por dentro al presentir que la niña de sus ojos se le esfumaba sin. CAPITULO IX Elena debidamente empijamada y luego de haberle echado cerrojo a la puerta por dentro, le pidió a la pequeña criatura que se pusiera cómodo y le. Madres comunitarias esperan que esta vez sí se cumplan los acuerdos con el ICBF.

Ojos empijamados

Por Angie Heredia Son las ocho de la mañana de un día lluvioso en Medellín y comienzan a llegar los niños recién bañaditos y aún con los ojos “ empijamados ”. Debe de estar haciendo el trabajo de buen líder.

Vamos en una Van, con un conductor desconocido que su tarea es trasladarnos hacia Génova. De seguro le inquieta dormirse y dejar a la suerte nuestros destinos. La casa se llenaría de risas, conversaciones serias y luces prendidas, hasta que los ojos empijamados de los papás dieran por terminada la celebración (nunca fuimos una familia muy trasnochadora). Y, así celebraríamos tus 26 años. Pd: igual los celebraremos por ti y porque nos haces mucha falta. La escena se vivió a la entrada del colegio Colsubsidio Nueva Roma, en el sur de Bogotá, como preambulo del inicio de clases.

Sin embargo, antes de poner punto final al día, confieso que disfruto enormemente esos 15 minuticos en los que ya “ empijamados ” y con los ojos a media asta, mis hijos y yo hacemos ese último esfuerzo por exprimir juntos un tiempito más, y sentados uno al lado del otro disfrutamos de un buen libro.